Tres errores habituales que pueden corregir los electricistas

La instalación eléctrica del hogar comenzará a presentar problemas con el tiempo; todas las casas precisan de mantenimiento para que las cosas funcionen bien. No obstante, el rol los electricistas autorizados Las Rozas en estas tareas de conservación es fundamental; a veces trae más cuenta realizar un pequeña inversión a corto plazo que un gran desembolso a largo plazo motivado por la ausencia de mantenimiento en el pasado. Entre los errores más habituales que cometen los propietarios de viviendas con la instalación eléctrica se pueden destacar varios. La labor profesional de electricistas autorizados Parla siempre será bienvenida.

Los cuadros eléctricos

El propietario de la vivienda suele preguntarse por qué salta el diferencial cuando por ejemplo está cocinando en la vitrocerámica; desconoce que eso ocurre porque el circuito está sobrecargado y hay demasiados aparatos de alta potencia conectados a la vez. Cada circuito cuenta un punto máximo de potencia asignado, por lo que el interruptor de seguridad se desconectará si se sobrepasa la potencia determinada.

Una solución puede ser alternar los aparatos eléctricos de alta carga, de manera que se utilicen en diferentes instantes. También pueden seguirse maniobras más radicales, como cambiar el termo eléctrico por un termo de gas o cambiar la vitrocerámica por una hornilla. Los electricistas tienen mucho que decir en este sentido.

Las tarjetas de alimentación y los adaptadores

Las tarjetas de alimentación y los adaptadores son responsables de muchos de los fallos de la instalación eléctrica. A veces hay propietarios que estiman que no basta con una toma de corriente con dos salidas, por lo que colocan un multiplicador para tener una toma con varios enchufes; esto puede parecer práctico, pero es una práctica insegura que puede sobrecargar de los puntos de luz a largo plazo o que puede causar que el cuadro eléctrico no funcione como es debido.

Lo más recomendable es usar un adaptador doble o una tarjeta de potencia para cada punto de energía, de forma independiente a si es una toma de corriente única o doble. Si hacen falta más puntos de luz en una zona concreta, lo mejor es ponerse en contacto con electricistas experimentados en la instalación de tomas de corriente adicionales; de este modo se evitará la sobrecarga de la instalación y se impedirá la manifestación de una avería más costosa.

Los electricistas aficionados

Se recomienda contratar a un electricista con experiencia para solventar siempre el problema. La mayoría de los propietarios carecen de conocimientos en electricidad e intentan intervenir ellos mismos para ahorrar un poco, sin saber que pueden acabar agravando el problema e inflando el gasto en futuras intervenciones.

Algunos propietarios se ponen manos a la obra y, a mitad de faena, se percatan de que necesitan ayuda de profesionales. Ahí, a veces se incurre en un doble error, pues las urgencias y las ganas de ahorrar dinero motivan que se acabe avisando a un electricista demasiado barato e incapaz de afrontar trabajos de calidad.

No hay que olvidar que los arreglos de electricidad siempre entrañan riesgo para la salud y un peligro evidente si no se actúa como es debido. Por tanto, lo mejor es contratar los servicios de profesionales plenamente cualificados para realizar estos trabajos, prescindiendo de electricistas aficionados que pueden llegar a agravar la situación.