Nuestro Blog

Cambiar un tubo fluorescente por un tubo LED

Instalar tubos tipo LED ameritan de hacer un chequeo completo al cableado del sistema eléctrico de la lámpara que deseamos cambiar, y esto se realiza de forma sencilla: se retira la reactancia y ubicamos el cebador, el cual también debe ser eliminado. Luego de esto, se enchufa de forma directa el par de cables del sistema eléctrico a las patas del extremo del tubo donde deben instalarse.

  • PASO 1: Primordial, se debe apagar el sistema eléctrico completo para asegurarnos de que no ocurra ningún tipo de accidente.
  • PASO 2: Se retira el tubo que deseamos eliminar, así como el cebador y la reactancia.
  • PASO 3: A continuación, se debe conectar el cable de fase al extremo de la lámpara, y el cable neutro debe empalmarse en el extremo opuesto del portalámparas.
  • PASO 4: Ahora solo necesitamos hacer una prueba de funcionamiento, y en caso de que todo salga bien, felicidades, ya has logrado esta tarea con éxito.

Cebador y reactancia

La gran ventaja que tienen los tubos tipo LED es que prescinden completamente de un cebador y una reactancia, de esta forma logran ser mucho más económicos en cuanto a su consumo energético. Los viejos tubos fluorescentes funcionan gracias a que en su interior poseen un gas con principios activos que, al flujo de electrones dentro de sí, desprenden una luz blanca, que es la que nos interesa dentro del hogar. Sin embargo, para que estos tubos funcionen, requieren de dos condiciones:

  • Mantener el gas dentro de sí en una temperatura bastante elevada.
  • Que todo el sistema eléctrico funcione a la perfección para permitir el flujo de electrones a través de él.

Portacebador y cebador

Este dispositivo cumple la función de garantizar la primera condición antes mencionada, y es que su tarea es aumentar la temperatura dentro del tubo para que el gas cumpla su principio activo.

Reactancia

La tensión comercial con la que llega electricidad al hogar es de 220V, por lo que la reactancia cumple la función para elevar el voltaje a unos 1000V para que la lámpara pueda funcionar.

Como la tensión a la que se conecta la luminaria (la de la vivienda) es de 220V necesitamos la reactancia para que eleve a 1000V en el encendido.

¿Qué ventajas tiene un tubo LED?

Son varias las ventajas de usar este tipo de tubos de iluminación, la principal, es que éstas permiten un gran ahorro de energía eléctrica, hablamos de cifras mayores al 50%. Otra ventaja que podemos señalar, es que estos dispositivos no requieren de un mantenimiento mínimo, ya que no demandan el uso de reactancias y cebadores. Por último, pero igual o más importante, es que un tubo LED puede durar casi 6 veces más que un tubo clásico. Enumeramos ahora estas ventajas:

  1. Vida útil:En concreto, un tubo led puede durar hasta 50.000 horas, mientras que uno convencional alcanca apenas unas 80.000 horas.
  2. Resistencia:Un tubo LED logra soportar las tempestadas del ambiente con gran actitud en comparación a un tubo fluorescente.
  3. Consumo: Como hemos dicho, estas luminarias tienen un consumo mínimo, que es de apenas unos 10 W, en comparación a tubos fluorescentes de 32W.
  4. Arrancadas: Un tuvo LED tiene la gran ventaja de que su puesta en funcionamiento no requiere de comprometer la integridad o la vida útil del producto.
  5.  Medio ambiente: Como estos tubos no ameritan de ningún tipo de gas, no ponen en compromiso al medio ambiente.

¿Cada cuánto debo hacer el cambio de tubos LED?

Esto no tiene una respuesta concreta, ya que la duración de un tubo LED depende de cuanto tiempo permanezcan encendidas, fallas de voltaje, u otros.

Pasos previos para invertir en tubos tipo LED

Te sugerimos que antes de ir a comprar un tubo LED, verifiques que éstos sean de calidad, para esto, puedes chequear en el reverso de la caja si cuenta con certificaciones RoHS y CE.

 

Aprended a instalar una pantalla LED con sensor de movimiento y luminosidad

En esta ocasión, os traemos un tutorial de cómo instalar una pantalla LED de 60×60 sobre un techo que es desmontable. Sin mencionar, que también se instalará un sensor de movimiento y uno de luminosidad, que es útil para determinar cuanta iluminación LED es necesaria, dependiendo de la luz natural que se encuentre en la habitación, de esta forma, podréis ahorrar energía.

Materiales para la instalación de la pantalla LED

Ahora bien, la pantalla LED que utilizaremos es de la marca PRILED y posee un consumo energético de 400W. Además, posee una auto regulación por BUS de 0-10v. El sensor de movimiento pertenece a la misma marca, y es en específico el modelo SUOBSA. Los beneficios de este, es que puede soportar una carga amplia de 800W, y, además, puede instalarse en el interior del techo, ya que no amerita una visión directa con el obstáculo.

Finalmente, el último elemento que necesitaréis para esta instalación, es el sensor proporcional de luminosidad. Su función es permitir que los usuarios regulen a su gusto la iluminación LED, dependiendo de la luz natural que ya se encuentra en la habitación.

Proceso de la instalación

El primer paso a seguir, es encontrar una línea de alumbrado. Para ello, debéis empezar buscando de izquierda a derecha y de arriba abajo el magnetotérmico de la línea de alumbrado, de esta manera, podréis encontrar de forma más sencilla la línea de alumbrado sección de 1,5mm2/s. Recordad que debéis desconectar el magnetotérmico general para trabajar de forma segura sin ningún tipo de tensión.

Luego de hallar la línea de alumbrado, debéis conectar los cables que pertenecen al detector de movimiento. Si estáis instalando la pantalla LED, en un local al que solo le hace falta la luminosidad, el único paso que debéis seguir a continuación, es buscar sobre el techo falso un tubo que posea los tres colores de la línea de alumbrado. Los colores serían: Fase (negro, marrón o gris), Tierra (verde o amarillo) y Neutro (azul). Finalmente, llevad estos tres cables al detector, para conectarlos.

El cable de Tierra debe ir conectado al conector rápido que lleva hacía la pantalla LED. Para poder hacer esto, solo debéis mover la palanca hacia arriba, de esta forma, la pestaña que presiona los cables los liberará.

Luego, debéis llevar dos cables que vayan del detector a los conectores anteriormente nombrados. El primero será de color azul (para el neutro), lo que debéis conectar será la parte del detector que marca como salida con la letra N. El segundo será el Fase (marrón, gris o negro), que saldrá del mismo lugar, pero estará marcado con una letra L.

Al finalizar estos pasos, podréis verificar que al darle energía a la pantalla LED, el sensor de movimiento funciona a la perfección, por lo que solo tendríais que ajustar el tiempo de encendido, la luminosidad y la distancia de detección. Esto podréis modificarlo con los interruptores que posee la parte delantera del detector.

Nosotros os recomendamos desactivar la opción de encendido a una cierta luminosidad de la habitación, y activar la opción del BUS 0-10V para que así se regule la luminosidad de la habitación, esta opción es útil únicamente para controlar el encendido de la pantalla LED.

El último paso será conectar el sensor que depende de la luminosidad. El mismo debe ir ubicado perforando la placa al diámetro del aparato, para que ambos cables queden hacia la parte trasera de la placa, y que, de esta forma, el sensor quede mirando hacia el suelo de la habitación. Estos dos cables poseen el mismo color que los otros dos cables que salen de la fuente de la alimentación de la pantalla LED, por lo tanto, lo que debéis hacer es conectarlos color con color.

Ahora bien, si queréis conectar más pantallas al mismo sensor, solo tendréis que conectar todos los cables rojos con los rojos y los negros con los negros, ya que es un sistema en paralelo, y listo. Al finalizar, os recomendamos probar la instalación, y finalmente, disfrutar de vuestra nueva pantalla LED.

 

Localizar una avería eléctrica

No es nada sencillo averiguar donde ha ocurrido una avería eléctrica, ya que hay que pasar horas y horas mirando la instalación electrodoméstica, además de los aparatos, para descubrir que es lo que ocurre en la red. Por ello hay que seguir algunos pasos para averiguar donde se localiza la avería eléctrica de forma fácil y sencilla, que podemos hacer en todos los hogares.

Una de las cosas que hay que tener es paciencia, ya que hay que revisar todos los aparatos, por lo que si no tienes paciencia o quieres dejarlo en manos de profesionales siempre puedes contar con los mejores electricistas de tu zona.

Los pasos para localizar una avería son:

Primero hay que ir al cuadro general y bajar todos los interruptores magnetotérmicos, que guardan los cortocircuitos y sobrecargas, después subir el diferencial antes de todo.

Cuando tengamos el diferencial subido hay que proceder a levantar los interruptores magnetotérmicos. Si algún interruptor salta, hay que proceder a revisarlo ya que es el que causa la avería eléctrica. Para asegurarnos, hay que conectar la lavadora o algún otro aparato, para asegurar cual es el problema de la avería.

Si la instalación eléctrica está dividida en varias secciones podremos poner en funcionamiento las demás sin preocuparnos.

Hay que tener en cuenta que la avería a veces no viene del enchufe, sino del aparato, para comprobarlo hay que desenchufar el aparato y subir la palanca. Si no se mueve es que la avería está en el aparato, pero si se mueve es que la avería está en el enchufe.

Lo mejor es contar con unos profesionales electricistas para solucionar todo tipo de incidencias, por lo que no hace falta que averigües que ocurre si puedes contar con un experto que solucionara el problema en poco tiempo.

Pasos para instalar un enchufe sin obras

Suele ocurrir que, aunque creemos que nuestra casa posee el número suficiente y acorde de enchufes, llega el momento en el que nos damos cuenta de que, en algún lugar en específico, ya sea un rincón o una pared, hace falta un enchufe. Esto suele suceder sobre todo cuando realizamos modificaciones en nuestro hogar o cuando reestructuramos el orden de nuestros bienes mobiliarios.

De igual forma, suele pasar que adquirimos algún nuevo aparato, dispositivo o electrodoméstico para nuestra vivienda, y en el lugar indicado donde se colocara la nueva adquisición no existe un enchufe cercano, para lo cual muchas personas optan por utilizar extensiones eléctricas, las cuales no son muy estéticas y pueden causar accidentes debido a que el cableado está al alcance de todos.

Independientemente del motivo por el cual usted requiera colocar un nuevo enchufe dentro de la instalación eléctrica de su casa o local comercial, en los siguientes párrafos les ofreceremos una serie de recomendaciones y pasos que usted deberá seguir para realizar la instalación correcta y segura de un nuevo enchufe sin obras.

Antes de comenzar, lo primero que se debe hacer es ubicar un enchufe cercano dentro de la misma habitación o pared donde vamos a instalar el nuevo enchufe, ya que a partir de este obtendremos el suministro de energía eléctrica necesario para el enchufe a añadir.

Seguidamente, comenzaremos a reunir los materiales necesarios para el trabajo que realizaremos. Necesitaremos un base doble de enchufe que se adapte a la superficie de nuestra pared y un cable que en un extremo posea clavija y que en el otro extremo no. Estos dos materiales los podremos conseguir a precios accesibles en cualquier ferretería de la ciudad. Así mismo, si se desea obtener una mejor calidad en la instalación del enchufe sin obras se recomienda comprar canaletas para que el cableado sea mucho mas discreto.

Luego de haber obtenido los materiales necesarios, debemos buscar ahora las herramientas que utilizaremos, entre ellas tenemos un cutter, un pelacables, un poco de cable y un alicate. Es importante recordar que se recomienda que las herramientas a utilizar se encuentren en buenas condiciones y que estas posean sus pertinentes materiales de aislamiento para evitar posibles calambrazos.

Recuerde los peligros de la electricidad y prevenga.

Nunca esta demás recordarle a usted mi querido lector, que la electricidad además de brindarnos las comodidades de la vida moderna, también es una importante fuente de peligros en nuestro hogar, y por ello al momento de comenzar a realizar cualquier tipo de trabajo en la instalación eléctrica de nuestro hogar, tenemos que:

– Interrumpir el suministro de energía eléctrica durante los trabajos que requieran la manipulación los elementos de las instalaciones eléctricas.

– Utilizar los elementos de protección y precaución, tales como gafas protectoras, guantes y botas aislantes, etc.

– Conocer cuál es la potencia y el consumo máximo disponible de nuestra instalación eléctrica para evitar conectar aparatos o dispositivos de mayor voltaje que puedan causar peligrosos cortocircuitos en nuestro hogar.

Pasos para la Instalación:

Una vez ya tengamos ubicado el enchufe de donde le suministraremos energía al nuevo, debemos de elegir la mejor ruta o camino por donde se guiará el cable hasta llegar al punto donde se instalará el nuevo enchufe. Si se dispone de canaletas, se deben realizar el montaje de las mismas siguiendo el curso trazado para el cable.

Ahora bien, el extremo del cable que posea la clavija lo conectaremos en el enchufe que hemos ubicado, y luego colocaremos el cable que emerge de la clavija por todo el camino de las canaletas hasta llegar al lugar donde instalaremos el nuevo enchufe.

Una vez nos encontremos en el punto donde queremos instalar el nuevo enchufe, debemos de realizar un pequeño orificio a la base del nuevo enchufe para introducir por allí el cable que hemos conectado anteriormente y que viene por la canaleta. Este cable lo introducimos en la caja de nuestro nuevo enchufe para suministrar de electricidad dicho elemento.

Inmediatamente realizamos las conexiones del cable que viene de la canaleta con el nuevo enchufe siguiendo como siempre el sencillo esquema de conexión que traen estos elementos. Una vez realizado este paso, ahora debemos fijar la base del enchufe en la pared realizan agujeros en la pared para poder colocar los tornillos que sujetaran la base del enchufe.

Finalizaremos colocando el enchufe ya conectado en su base correspondiente y colocándole la tapa protectora. Ahora solo queda volver a colocar la corriente eléctrica en nuestra instalación que habíamos interrumpido por seguridad mientras realizábamos el trabajo, y ya nuestro nuevo enchufe estará completamente energizado y listo para funcionar.

Para este tipo de trabajo o cualquier otro servicio de electricidad, puede contar con https://www.electricistalasrozas.es/

Tres errores habituales que pueden corregir los electricistas

La instalación eléctrica del hogar comenzará a presentar problemas con el tiempo; todas las casas precisan de mantenimiento para que las cosas funcionen bien. No obstante, el rol los electricistas autorizados Las Rozas en estas tareas de conservación es fundamental; a veces trae más cuenta realizar un pequeña inversión a corto plazo que un gran desembolso a largo plazo motivado por la ausencia de mantenimiento en el pasado. Entre los errores más habituales que cometen los propietarios de viviendas con la instalación eléctrica se pueden destacar varios. La labor profesional de electricistas autorizados Parla siempre será bienvenida.

Los cuadros eléctricos

El propietario de la vivienda suele preguntarse por qué salta el diferencial cuando por ejemplo está cocinando en la vitrocerámica; desconoce que eso ocurre porque el circuito está sobrecargado y hay demasiados aparatos de alta potencia conectados a la vez. Cada circuito cuenta un punto máximo de potencia asignado, por lo que el interruptor de seguridad se desconectará si se sobrepasa la potencia determinada.

Una solución puede ser alternar los aparatos eléctricos de alta carga, de manera que se utilicen en diferentes instantes. También pueden seguirse maniobras más radicales, como cambiar el termo eléctrico por un termo de gas o cambiar la vitrocerámica por una hornilla. Los electricistas tienen mucho que decir en este sentido.

Las tarjetas de alimentación y los adaptadores

Las tarjetas de alimentación y los adaptadores son responsables de muchos de los fallos de la instalación eléctrica. A veces hay propietarios que estiman que no basta con una toma de corriente con dos salidas, por lo que colocan un multiplicador para tener una toma con varios enchufes; esto puede parecer práctico, pero es una práctica insegura que puede sobrecargar de los puntos de luz a largo plazo o que puede causar que el cuadro eléctrico no funcione como es debido.

Lo más recomendable es usar un adaptador doble o una tarjeta de potencia para cada punto de energía, de forma independiente a si es una toma de corriente única o doble. Si hacen falta más puntos de luz en una zona concreta, lo mejor es ponerse en contacto con electricistas experimentados en la instalación de tomas de corriente adicionales; de este modo se evitará la sobrecarga de la instalación y se impedirá la manifestación de una avería más costosa.

Los electricistas aficionados

Se recomienda contratar a un electricista con experiencia para solventar siempre el problema. La mayoría de los propietarios carecen de conocimientos en electricidad e intentan intervenir ellos mismos para ahorrar un poco, sin saber que pueden acabar agravando el problema e inflando el gasto en futuras intervenciones.

Algunos propietarios se ponen manos a la obra y, a mitad de faena, se percatan de que necesitan ayuda de profesionales. Ahí, a veces se incurre en un doble error, pues las urgencias y las ganas de ahorrar dinero motivan que se acabe avisando a un electricista demasiado barato e incapaz de afrontar trabajos de calidad.

No hay que olvidar que los arreglos de electricidad siempre entrañan riesgo para la salud y un peligro evidente si no se actúa como es debido. Por tanto, lo mejor es contratar los servicios de profesionales plenamente cualificados para realizar estos trabajos, prescindiendo de electricistas aficionados que pueden llegar a agravar la situación.