Aprended a instalar una pantalla LED con sensor de movimiento y luminosidad

En esta ocasión, os traemos un tutorial de cómo instalar una pantalla LED de 60×60 sobre un techo que es desmontable. Sin mencionar, que también se instalará un sensor de movimiento y uno de luminosidad, que es útil para determinar cuanta iluminación LED es necesaria, dependiendo de la luz natural que se encuentre en la habitación, de esta forma, podréis ahorrar energía.

Materiales para la instalación de la pantalla LED

Ahora bien, la pantalla LED que utilizaremos es de la marca PRILED y posee un consumo energético de 400W. Además, posee una auto regulación por BUS de 0-10v. El sensor de movimiento pertenece a la misma marca, y es en específico el modelo SUOBSA. Los beneficios de este, es que puede soportar una carga amplia de 800W, y, además, puede instalarse en el interior del techo, ya que no amerita una visión directa con el obstáculo.

Finalmente, el último elemento que necesitaréis para esta instalación, es el sensor proporcional de luminosidad. Su función es permitir que los usuarios regulen a su gusto la iluminación LED, dependiendo de la luz natural que ya se encuentra en la habitación.

Proceso de la instalación

El primer paso a seguir, es encontrar una línea de alumbrado. Para ello, debéis empezar buscando de izquierda a derecha y de arriba abajo el magnetotérmico de la línea de alumbrado, de esta manera, podréis encontrar de forma más sencilla la línea de alumbrado sección de 1,5mm2/s. Recordad que debéis desconectar el magnetotérmico general para trabajar de forma segura sin ningún tipo de tensión.

Luego de hallar la línea de alumbrado, debéis conectar los cables que pertenecen al detector de movimiento. Si estáis instalando la pantalla LED, en un local al que solo le hace falta la luminosidad, el único paso que debéis seguir a continuación, es buscar sobre el techo falso un tubo que posea los tres colores de la línea de alumbrado. Los colores serían: Fase (negro, marrón o gris), Tierra (verde o amarillo) y Neutro (azul). Finalmente, llevad estos tres cables al detector, para conectarlos.

El cable de Tierra debe ir conectado al conector rápido que lleva hacía la pantalla LED. Para poder hacer esto, solo debéis mover la palanca hacia arriba, de esta forma, la pestaña que presiona los cables los liberará.

Luego, debéis llevar dos cables que vayan del detector a los conectores anteriormente nombrados. El primero será de color azul (para el neutro), lo que debéis conectar será la parte del detector que marca como salida con la letra N. El segundo será el Fase (marrón, gris o negro), que saldrá del mismo lugar, pero estará marcado con una letra L.

Al finalizar estos pasos, podréis verificar que al darle energía a la pantalla LED, el sensor de movimiento funciona a la perfección, por lo que solo tendríais que ajustar el tiempo de encendido, la luminosidad y la distancia de detección. Esto podréis modificarlo con los interruptores que posee la parte delantera del detector.

Nosotros os recomendamos desactivar la opción de encendido a una cierta luminosidad de la habitación, y activar la opción del BUS 0-10V para que así se regule la luminosidad de la habitación, esta opción es útil únicamente para controlar el encendido de la pantalla LED.

El último paso será conectar el sensor que depende de la luminosidad. El mismo debe ir ubicado perforando la placa al diámetro del aparato, para que ambos cables queden hacia la parte trasera de la placa, y que, de esta forma, el sensor quede mirando hacia el suelo de la habitación. Estos dos cables poseen el mismo color que los otros dos cables que salen de la fuente de la alimentación de la pantalla LED, por lo tanto, lo que debéis hacer es conectarlos color con color.

Ahora bien, si queréis conectar más pantallas al mismo sensor, solo tendréis que conectar todos los cables rojos con los rojos y los negros con los negros, ya que es un sistema en paralelo, y listo. Al finalizar, os recomendamos probar la instalación, y finalmente, disfrutar de vuestra nueva pantalla LED.